Make your own free website on Tripod.com

Educación Continua a Distancia

en el Desarrollo Profesional de los Ingenieros

 

Allen Habert*

allen@vanzolini-ead.org.br

Brasil

 

RESUMEN

Este trabajo tiene el objetivo de examinar como la educación abierta, continua a distancia puede contribuir para ampliar las oportunidades de desarrollo profesional de los ingenieros. En el contexto de los cambios actuales en el mundo del trabajo y la educación, busca responder a una necesidad de reestructurar la enseñanza de la ingenieria, garantizar una calificación permanente de los ingenieros, y modernizar el sistema productivo.

La categoría analista simbólico sirvió como referencia teórica para esclarecer las principales transformaciones en el curso de trabajo de los ingenieros en el proceso de producción flexible.

Se realizó una encuesta-acción en el ámbito del programa denominado Ingeniero 2001, que procura reflejar las mudanzas en la enseñanza de la ingeniería. El proceso envolvió la implantación de 92 tele-salas en las escuelas de Ingeniería, cubriendo todas las regiones del país, que participaron en un ciclo de 13 seminarios con interactividad, transmitidos por satélite, al vivo y TV a cabo, para ingenieros, profesores y estudiantes de todo el país.

Se construyó de esta forma una comunidad de aprendizaje, con base en la modalidad de educación a distancia, para la implantación de un sistema integrado de actualización y recalificación profesional.

Los resultados que se tuvieron indican que la estrategia de educación abierta, continuada a distancia puede llevar a asegurar el desarrollo profesional en grande escala con calidad.

Palabras llaves: educación continua a distancia, recalificación profesional,

Ingeniero 2001, enseñanza de ingeniería, virtualidad, comunidad de aprendizaje

 

* Ingeniero de Producción (EPUSP/Escola Politécnica da Universidade de São Paulo), coordinador del Programa de Educación Continuada a Distancia de la Fundación Vanzolini/EPUSP, Director de la ABED – Asociación Brasileña de Educación a Distancia; allen@vanzolini-ead.org.br

 

1 – INTRODUCCIÓN

Dada la posición estratégica en que los ingenieros se encuentran en el proceso productivo brasileño, ellos sienten, por la primera vez, un doble impacto: la internacionalización del mercado de trabajo a través de las redes globales y el cambio en los paradigmas de información, comunicación y aprendizaje.

El meollo del problema sobreviene de este escenario de transformaciones técnico-organizacionales. Por lo tanto, es imprescindible la creación de una nueva cultura en el país de educación continuada de los ingenieros y profesionales de la área tecnológica. La construcción de una sociedad ciudadana y la supervivencia y desarrollo de las empresas depende de este entendimiento y de su práctica.

El desafío es transformar nuestros ingenieros cada vez más capacitados a solucionar problemas, diagnosticar oportunidades y promover ventas estratégicas en el país y en el mundo. Para mejor servir a la sociedad, los ingenieros necesitan estarse recalificando toda la vida, transformándose en alumnos vitalicios.

La internacionalización de la educación ya es una realidad, por la primera vez, en la humanidad. Las redes electrónicas impulsan los cursos y disciplinas a ser globales. Nuestras escuelas de ingeniería deben ser globales. Deben democratizar sus excelencias en un estándar de clase mundial.

La experiencia de la educación continuada a distancia – ECAD - es consagrada mundialmente. En los EUA, Canadá, México, Gran-Bretaña, Francia, España y Suecia, entre otros, hay diversos programas y experiencias bien sucedidas para ingenieros en sociedad con el sector empresarial y académico. En Brasil, la visión mediocre y conservadora de las elites sobre el papel de la educación para el conjunto de la población, no posibilitó que la educación a distancia prosperase.

Nuestra universidad tardía vivió mitad de sus años en un país sometido a regímenes dictatoriales. Su organización técnico-burocrática y sus crisis no le permitieron abrirse para una amplia democratización de su saber. Por lo tanto, no es de extrañarse que nuestras escuelas de ingeniería no hayan adoptado e institucionalizado la educación continuada a distancia. Hay pocas experiencias de ECAD en el sector y la propia oferta de educación continuada se restringe a una parcela reducida de escuelas.

Actualmente, com el desarrollo del proceso democrático y la sociedad demandando más educación, calidad en la enseñanza y oportunidades de trabajo, se configuran las mejores condiciones para la implantación definitiva de la ECAD. Esta alternativa cuenta con apoyo creciente de sectores empresariales, profesionales, académicos y gubernamentales.

En este sentido, el objetivo de este trabajo es examinar como la ECAD puede contribuir para ampliar las oportunidades de desarrollo para ingenieros y profesionales de la área tecnológica.

Como principal elemento del análisis se consideró un programa denominado Ingeniero 2001 que busca integrar los diversos agentes interesados en el desarrollo profesional permanente - profesionales, universidades, empresas y gobierno.

A partir de este programa, se testó la modalidad ECAD - con base en nuevas tecnologias de comunicación e información – para alcanzar y sensibilizar de forma interactiva un amplio público distribuido en las diversas regiones brasileñas.

 

2 – BREVES BASES TEÓRICA

El concepto de analista simbólico, formulado por REICH (1994), tuvo particular interés porque es una categoría que lanza luz sobre la reflexión de las relaciones entre educación, trabajo y ciudadanía. Inicialmente, el concepto nos ayuda a entender la importancia estratégica del conocimiento para la competitividad de una nación. En seguida, el concepto nos ayuda a delinear una perspectiva de desarrollo profesional de los ingenieros, en gran parte identificados con la condición de los analistas simbólicos, o sea, capaces de solucionar problemas, identificar oportunidades y promover ventas estratégicas.

Su comprensión es radical cuanto a la naturaleza del proceso de acumulación de la riqueza y del conocimiento en tres vertientes:

  1. el trabajo es que genera valor, mas hay trabajos que generan alto valor;
  2. el trabajo altamente calificado de los analistas simbólicos es el responsable por la generación de alto valor;
  3. la formación del analista simbólico es un proceso continuo de aprendizaje apoyado en la escuela, en la familia y en los ambientes profesionales.

Para REICH, una nación es más o menos bien sucedida en el proceso de globalización de la economía, en la proporción exacta da su capacidad en formar analistas simbólicos que puedan agregar valor a la economía mundial.

La formación de los analistas simbólicos depende de todo el proceso de educación formal y profesional. Desde la pré-escuela, los futuros analistas simbólicos están siendo capacitados para el desarrollo pleno de sus capacidades básicas (leer, escribir y hacer cálculos), además del refinamiento que reciben a través de procesos particulares.

Acumulan un gran número de conocimientos a lo largo de la vida escolar. Mas lo más importante es que aprendan desde la infancia a conceptualizar problemas y soluciones. El analista simbólico principiante (el joven estudiante universitario) necesita pulir durante el proceso escolar sus cuatro aptitudes: abstracción, raciocinio sistémico, experimentación y colaboración. La formación del analista simbólico no termina en su formatura. El principal instrumento de formación continuada de los analistas simbólicos es su inserción donde ellos viven, trabajan y aprenden con otros analistas simbólicos.

Otro aspecto considerado es el de la tendencia de cambios en las empresas de las políticas y gestión del aprendizaje. Sobre este tema, FLEURY y FLEURY (1995) muestran como han influido la comprensión del aprendizaje individual y colectivo en las organizaciones y las relaciones del proceso de aprendizaje en del proceso de innovación.

Estos autores observan que una de las principales vertientes de los nuevos abordajes sobre el tema es el pensamiento sistémico, en que el aprendizaje e innovación son parte de un todo integrado, o sea, las acciones de las empresas, gobiernos, institutos de pesquisa, universidades y personas están relacionadas al sistema nacional de innovación. En Brasil estas relaciones no ocurren, dificultando la modernización del sistema productivo.

En este abordaje es importante darse destaque a la valorización del pensamiento estratégico, o sea, el planeamiento de largo plazo, cuyas variables deben ser consistentes, estables e implantables. La integración de los procesos decisorios y el uso inteligente de la información es desafiante para Brasil pues no basta que el aprendizaje e innovación ocurran en las empresas más avanzadas en procesos no integrados con el sistema industrial como un todo. Es interesante observar aún el papel decisivo de la cooperación interempresarial en el establecimiento de una estrategia competitiva, pues la cooperación intensifica el proceso de transferencia de informaciones y conocimientos, creando un efecto sinergético de aprendizaje mutuo en una determinada economía.

Especialmente interesante es la constatación de la importancia creciente de estrategias de recursos humanos que sustenten e impulsan los procesos de aprendizaje, particularmente en la énfasis dada a los programas de educación, de desarrollo y autoaprendizaje.

Conforme WALDMAN (1997), a medida que el mundo se torna menos reglamentario y más complejo, las sociedades demandan por más ingeniería y esto puede ser comprobado por sencilla observación de que cada vez más ingenieros son llamados a actuar en áreas y actividades que antes no tenían relaciones en la ingeniería, como es el caso de las finanzas, las políticas públicas, de la industria de entretenimiento y diversas otras.

En el nuevo paradigma productivo, la supremacía de una nación depende de la capacidad de sus empresas en transformar inventos en innovaciones primero, mejor y más barato. Por lo tanto, competencias en ingeniería de procesos y productos son fundamentales y han sido elementos capaces de superar desventajas comparativas, deficiencias de materia-prima y disponibilidad de fuentes energéticas, entre otras.

En este contexto, la importancia de la ciencia y tecnología para la ingeniería es determinante, pues continua siendo su fuente de conocimiento y medios sistematizados para solucionar problemas bien definidos. Entretanto, esto ya no basta porque la ingeniería debe producir soluciones para un mercado de bienes y servicios en que los problemas ni siempre están bien definidos. La ingeniería, por lo tanto, debe ser capaz de dialogar con esos dos mundos: el de la ciencia y tecnología y el del mercado competitivo, caracterizándose para el ingeniero un ambiente mercado-técnico.

La interfase con la ciencia y tecnología es dada por el conocimiento que el ingeniero tiene de los principios de la física, de la química, de la matemática y de la instrumentación. Con una formación básica de buena calidad en estas áreas, la capacidad del ingeniero en resolver los problemas bien formulados está prácticamente garantizada. Cuanto a la interfase del ingeniero con el mercado depende en gran medida de su capacidad de tomar decisiones que pueden envolver evaluaciones subjetivas de lo que el mercado quiere, de la estrategia de los competidores, de la oportunidad de decisión, entre otras capacidades.

Se vive, por lo tanto, la Era del Redescubrimiento de la Educación en que el eje fundamental es el conocimiento. HABERT (1995) muestra que, en el proceso productivo, la gestión del conocimiento como factor agregador de valor a los productos, depende de la fuerza humana cada vez más calificada y recalificada. Invertir en los "cerebros" es condición básica para la modernización del sistema productivo. Así, las empresas públicas y privadas deben tornarse también organizaciones educacionales. Entiende como fundamental la articulación de la educación y desarrollo profesional con la ECAD para hacer efectiva la creación de una red de formación permanente ajustada con el estadio de innovación tecnológica en el sistema productivo.

 

3 – METODOLOGÍA

Fue adoptada la metodología de la pesquisa-acción en cuanto línea de pesquisa asociada a diversas formas de acción colectiva que es orientada en función de la resolución de problemas o de objetivos de transformación.

La pesquisa-acción ha sido concebida principalmente como metodología de articulación del conocer y del proceder. Cuando el objetivo de la pesquisa-acción consiste en solucionar un problema práctico y formular un plano de acción, la forma de raciocinio utilizada consiste en particularización y no en generalización. En esta concepción, la pesquisa no es limitada a los aspectos prácticos. La mediación teórico-conceptual permanece operando en todas las fases de desarrollo del projecto.

Conforme THIOLLENT (1994), en la pesquisa-acción los investigadores desempeñan un papel activo en el ecuacionamiento de los problemas encontrados, en el acompañamiento y en la evaluación de las acciones desencadenadas en función de los problemas.

4 – EL PROGRAMA INGENIERO 2001

El estudio está delimitado al examen del programa Ingeniero 2001, un evento multimedia, considerado el primero en el campo virtual de la enseñanza de ingeniería. Él tuvo inicio efectivo en Agosto de 1996 y terminó en Abril de 1997.

El programa es un proceso educacional de 13 seminarios interactivos, articulados a través de teleconferencias, vía satélite, en vivo, con señal abierta para todas las antenas parabólicas del país y por TV a cabo para varias regiones. Está en su base la necesidad del país de asegurar la actualización y recalificación permanente de ingenieros, profesores, estudiantes y profesionales de la área tecnológica.

El programa tuvo dos objetivos:

  1. Implantar una experiencia de aprendizaje interactiva, en tiempo real, en la reestruturación de la enseñanza de ingeniería de alcance geográfico nacional, colocando en integración los actores principales para este cambio;
  2. Crear las bases de una comunidad de aprendizaje a través de la implantación de la RBE – Red Brasileña de Ingeniería para la actualización y desarrollo profesional de ingenieros, profesores y estudiantes, teniendo como medio la modalidad de la ECAD.

El público objeto son los participantes de las tele-salas en las escuelas de ingeniería, que fueron específicamente instaladas para este fin. Los participantes tuvieron una interactividad vertical y horizontal a través de fax, teléfono e Internet con la coordinación del programa, conferencistas, debatidores y entre si.

La concepción y el proyecto del programa Ingeniero 2001 - elaborados por la Fundación Vanzolini, institución ligada a la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo, fueron enviados a la Financiadora de Estudios y Proyectos – FINEP, en Octubre de 1995, por ocasión del edicto del PRODENGE – Programa de Desarrollo de las Ingenierias, de acuerdo con las orientaciones del subprograma Reingeniería de la Enseñanza de Ingeniería – REENGE. El PRODENGE es fruto de la sociedad entre el Ministerio de la Ciencia y Tecnología y Ministerio de la Educación y del Deporte, a través de acción coordinada de la FINEP, del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico – CNPq, de la Fundación para Coordinación y Perfeccionamiento de Personal de la Enseñanza Superior – CAPES, y de la Secretaría de Enseñanza Superior – SESu.

El programa Ingeniero 2001 fue la primera iniciativa de la naciente Red Brasileña de Ingeniería – RBE – articulación entre las escuelas de ingeniería, empresas, entidades de representación y gobierno para promover acciones de estímulo al desarrollo tecnológico y profesional, a la actualización, recalificación y reconversión de los ingenieros y profesionales de la área tecnológica.

Fueron cinco las motivaciones para la elección del programa Ingeniero 2001 como principal elemento de análisis.

  1. Ser um programa de ámbito nacional que unifica por la primera vez, un conjunto amplio de escuelas de ingeniería de estados de la federación Brasileña, federales, privadas y varias escuelas tecnológicas.

  1. Utilizar como tecnología de información central la teleconferencia, vía satélite, que otorga una igualdad de calidad de recepción de imagen y sonido en cualquier punto del país. Hay con esta tecnología utilizada, la posibilidad de interactividad a través de fax, teléfono e Internet entre el punto central generador y las tele-salas esparcidas por los diversos estados;

  1. Utilizar la Internet como medio de continuar el debate motivado por las teleconferencias, antes y después de cada uno de los 13 seminarios;
  2. Ser un programa concebido y realizado por una fundación sin fines lucrativos, ligada al Departamento de Ingeniería de Producción de la Escuela Politécnica de la USP, una de las más tradicionales e importantes escuelas de ingeniería del país;

  1. Ser el programa que obtuvo el apoyo en el ámbito del principal programa de estímulo de la ingeniería en el país de la última década - el PRODENGE.

Los 13 seminarios correspondientes a 35 horas de teleconferencias con 25 participantes, 16 debatidores y un moderador versan sobre cuatro bloques de cuestiones: 1) las condicionantes y el escenario del futuro de la ingeniería; 2) la reestructuración pedagógica de la enseñanza de ingeniería; 3) las relaciones con el mercado de trabajo y universidad-empresa; 4) difusión de la educación tecnológica y las perspectivas de enseñanza pública y privada en el país.

El programa Ingeniero 2001 tuvo como metodología y tecnología utilizadas los siguientes items: a) configuración de tele-salas para recepción de teleconferencias; b) organización de seminarios por medio de teleconferencias interactivas; c) esquema de comunicación en tiempo real por medio de correo electrónico, fax y teléfono (interactividad vertical); d) abastecimiento previo de material didáctico por medio de impreso (Guía del Participante) a cada teleconferencia; e) difusión del programa en las residencias por medio de TV por subscripción y edición de 13 videos conteniendo los seminarios; f) organización de grupos de discusión – newsgroups y site en la Internet (interactividad horizontal).

5 – LA RED BRASILEÑA DE INGENIERO

La Red Brasileña de Ingeniería – RBE - es una red brasileña del conocimiento, discutida por HABERT (1995) y especificada para la área de la ingeniería. Tiene como objetivo interconectar los profesionales, las escuelas de ingeniería, las empresas, las entidades, el sector público a través del conjunto de instrumentos de la tecnología de información para calificar, recalificar, reconvertir, desarrollar permanentemente ingenieros, profesores, estudiantes, ejecutivos de la área tecnológica. Visa dar organicidad a la comunidad de aprendizaje de la ingeniería, dotándola de una inteligencia colectiva.

Se entiende como inteligencia colectiva una inteligencia distribuida por todas partes, incesantemente valorizada, coordinada en tiempo real, que resulta en una movilización efectiva de las competencias (LÉVY, 1994).

El programa Ingeniero 2001 iniciándose en agosto de 1996 anunció el nacimiento virtual de la RBE. Así nació la RBE. Apoyada por la FINEP y por todas las escuelas de ingeniería. El programa Ingeniero 2001 le dio vida, le dio un sentido y una perspectiva.

La RBE no tiene dueño, no tiene centro de gravedad. Es animada por todos los agentes interesados en el desarrollo de la calificación y recalificación profesional. Ella tiene el objetivo de conectar los 700.000 ingenieros y profesionales de la área tecnológica del país. Esa es la comunidad que el programa visó representar, despertar, desarrollar y reciclar.

La fuerza de la RBE está en su origen y en sus objetivos. Ella posee conexiones internacionales y cada vez mas creará conductos, carreteras, atajos para transformar cada ingeniero, en un ciudadano dotado de la capacidad del autoaprendizaje. Transformar cada ingeniero en un analista simbólico pleno, a servicio de una transformación de la naturaleza que tenga como centro de interés el homo culturalis.

Un paso importante de desarrollo de la RBE fueron las coaliciones regionales de escuelas de ingeniería, que nacieron a partir del estímulo del REENGE y del programa Ingeniero 2001. Se constituyeron las coaliciones de escuelas en el Norte-Nordeste, Minas Gerais, Rio Grande do Sul, São Paulo y otras en proceso de formación.

Otro hecho relevante, decorrente de este proceso, es la discusión para la formación en el país de una Universidad Tecnológica Virtual. Ella actuaría de forma articulada junto a las escuelas de ingeniería y tecnología, a través de la constitución de una institución sin fines lucrativos, proporcionando disciplinas y cursos de extensión universitaria y pos-graduación, vía un aprendizaje conectado (virtual y presencial). El público objeto sería los profesionales de la área tecnológica ya formados en el 3ş grado, empleados, sub-empleados y desempleados. Las escuelas de ingeniería y otras instituciones públicas y privadas serían las proveedoras de estos cursos y disciplinas, que tendrían en la Universidad Tecnológica Virtual, una forma y un medio sinergeticos de alcanzarse el mercado objeto, o sea, el sistema productivo y educacional.

6 – SÍNTESIS DE LAS PROPUESTAS DEL INGENIERO 2001

Después de la penúltima teleconferencia fueran consensuadas cuatro conclusiones y diez propuestas norteadoras de la acción de las escuelas. Fueran analizadas y debatidas en el último evento, la 13Ş teleconferencia, resultando en un documento unificador, fruto del proceso de desarrollo del programa Ingeniero 2001.

Las conclusiones versaron sobre cuatro aspectos centrales abordados durante el programa:

Las diez propuestas detalladas abajo, demuestran el ámbito y el alcance que el programa quiso alcanzar.

  1. La escuela de ingeniería debe ser entendida como una comunidad de aprendizaje, pesquisa y desarrollo tecnológico;

  1. La escuela debe enseñar a aprender y a saber hacer;
  2. Promover la calidad y la evaluación de la calidad de la enseñanza y de los servicios prestados a la comunidad;
  3. Promover la revisión de la estructura y la integración curricular para amplio entendimiento de la ingeniería del futuro;
  4. Garantizar la formación continua de los profesores de ingeniería;
  5. Colaborar con el atendimiento de las demandas de educación continuada y a distancia de los profesionales y de las empresas;
  6. Desarrollar e intensificar programas de sociedad y cooperación;
  7. Valorización de la pos-graduación;
  8. Contribuir para la mejoría de la educación como un todo, especialmente de la educación tecnológica en todos los niveles y de la enseñanza básica;
  9. Gestión democrática y participativa, postura activa delante a las necesidades de fuentes de recursos.

La agenda resultante de los 13 seminarios interactivos, durante nueve meses fue ambiciosa y estratégica. Esta agenda, en el fondo, presupone la realización de un cambio profundo en el sistema educacional para acompañar e interferir, soberanamente, en el paradigma productivo en curso en el mundo y en el país.

7 – RESULTADOS

Enfocándose el objetivo del estudio, el programa Ingeniero 2001 tuvo como principales virtudes la capacidad de extender y difundir con profundidad este debate, que hasta entonces se procesaba en pequeños grupos, para un contingente muy grande de personas. De las escuelas, de las residencias o de las empresas, a través de antenas parabólicas o de TV a cabo, un público interesado puede acompañar, interactuar con importantes cuestiones.

Esta difusión de las informaciones, que la base tecnológica de las telecomunicaciones puede proporcionar, proveyó un nuevo significado al contenido de todos los debates y conclusiones. La virtualidad ejerció un papel nuevo en los contenidos programados. A través de la Rede Brasileña de la Ingeniería, el Ingeniero 2001 puede proveer a esta comunidad de aprendizaje la posibilidad de la construcción del inicio de una nueva identidad. Se trata de proceso pionero, complejo e instigante. Desarrolló elementos para la reflexión sobre el extremo alcance de lo virtual en la sociedad planetaria y en las "aldeas" locales. El entendimiento de las causas y de los efectos de la virtualidad, auxilian y auxiliarán el público objeto del programa a ser agentes proactivos de las transformaciones, en los marcos de la agenda explicitada en el Ingeniero 2001 y dentro del proceso de la revolución de la ciudadanía.

La educación abierta, continuada a distancia hace parte del campo de lo virtual, que es irreversible y cada vez más elemento que interfiere en la vida cotidiana de las personas y de las poblaciones. La educación continuada de los profesionales de la área tecnológica, imperativo de supervivencia para los ingenieros, ciudadanos y organizaciones, va cada vez más a ser "invadida" por lo virtual y ella propia "invadir" lo virtual.

Fueron medidos los resultados del programa Ingeniero 2001 a través de criterios cuantitativos y cualitativos.

El grado de adhesión, permanencia y participación de las escuelas a nivel nacional en 20 estados del país, llegó al final del programa a 92 escuelas de ingeniería entre 135 existentes. En el lanzamiento del programa habían solamente 8 escuelas con tele-salas, creciendo para 35 en el inicio de la transmisión de las teleconferencias y llegando a 92 en el último seminario interactivo. Mitad de ellas son de escuelas públicas y la otra mitad de escuelas privadas, todas ellas de ingeniería y tecnología.

La integración de las escuelas fue creciente y sufrió un salto a partir del inicio del programa. En la región Norte 03 escuelas participaron, en la Nordeste 11, en la Centro-Oeste 04, en la Sudeste 59, en la Sur 15. Las 13 teleconferencias contaron con cerca de 16.000 participantes en las 92 tele-salas de las escuelas. Fue verificada mayor participación del público fuera del eje de las ciudades de São Paulo y Río de Janeiro.

Además de este público, hubo un otro no medido, que participó a través de decenas de tele-salas en las empresas y entidades (Petrobrás, Sabesp, Caixa (Banco) Económica Federal, SENAIs, SENACs, CST etc. ) y a través de dos canales de TV a cabo (en las redes Net y Multicanal).

Se verificó una interactividad vertical satisfactoria en las teleconferencias entre el público de las tele-salas y los conferencistas y debatidores. Fueran presentadas durante los 13 seminarios interactivos, 200 propuestas y sugestiones por los participantes, conferencistas y debatidores, sintetizadas en un documento final conteniendo 4 conclusiones y 10 propuestas de encaminamiento para los cambios de la enseñanza de ingeniería dentro del contexto de la nueva ingeniería y del ingeniero del futuro.

La interactividad horizontal entre los participantes fue baja a través de los newsgroups. Faltaron instrumentos de interactividad en tiempo real entre los conferencistas, debatidores y el público después de las teleconferencias. Los Guías del Participante, enviados para las tele-salas, necesitaron de mejor tratamiento didáctico- pedagógico.

Cuanto a las dificultades del proyecto, se verificó que hubo falta de un proyecto conceptual y operacional de la Red Brasileña de Ingeniería desde el inicio del proceso. La creación de las coaliciones de escuelas regionalmente fue un primer paso decisivo para la sedimentación de los objetivos de la RBE.

Se verificó en algunas escuelas una "participación controlada" de los participantes en las tele-salas, o sea, había una selección previa por parte de las direcciones de las escuelas o una falta de divulgación adecuada junto al público académico.

En la midia de TV a cabo hubo una falta de ajuste adecuado a nivel técnico para la ampliación de la difusión del programa por todo el país. Varias operadoras regionales, que tienen autonomía en relación a su coordinación central, muchas veces, no articulaban el programa por falta de una mayor articulación y acompañamiento.

Por parte de las direcciones de las escuelas, se verificó una no utilización adecuada de los levantamientos (pesquisas) realizados por la coordinación (Fundación Vanzolini), como instrumento de su interferencia en la conducción del programa. De la misma forma, la potencialidad de la midia principal escogida, esto es, la teleconferencia, no fue suficientemente explotada. Esto en parte es explicado por la insuficiencia del detalle en el proyecto de tele-salas a fin de obtener una mayor interactividad vertical, a través de infra-estructura técnica en las escuelas (Internet).

Todo ese proceso de implantación del programa Ingeniero 2001, demuestra la necesidad de un profundo proceso de deslocamiento de la gestión de una cultura educacional tradicional, para una cultura basada en las nuevas tecnologías interactivas y centradas en la autonomía del aprendizaje.

8 – CONCLUSIÓN

En conclusión, podemos afirmar que los datos obtenidos en nuestra pesquisa-acción presentan fuertes evidencias, que la educación a distancia, basada en las tecnologías telemáticas, puede constituirse en una estrategia efectiva en la oferta de programas de educación continuada para los ingenieros y profesionales de la área tecnológica en larga escala y con calidad.

9 – PERSECTIVAS

El escenario en que actuará el profesional del siglo XXI nada tiene que ver con la realidad para la cual la mayoría hoy fue preparada a vivir y trabajar. Globalización, flexibilización, crecimiento exponencial de la información y realidad virtual son movimientos relacionados dinámicamente entre si, constituyendo un todo bastante intrincado y complejo que nada tiene a ver con la realidad estanque de las corporaciones, de la departamentalización y especialización del saber y de las relaciones actuales en el mundo del trabajo. En este escenario, la educación y el desarrollo profesional no son aderezos y sí bases de sustentación.

El programa Ingeniero 2001 (http://www.engenheiro2001.org.br) objeto de una fuerte repercusión en Brasil y conocido en varios otros países, se transformó en un marco dentro de la discusión de los cambios de la enseñanza de ingeniería dentro de un nuevo escenario transformista. Esta experiencia piloto se consolidó y está transformándose en un programa permanente con apoyo de universidades, empresas, entidades representativas y el poder público.

La Red Brasileña de Ingeniería que abriga esta experiencia, deberá para alcanzar sus objetivos estratégicos, implantar una Universidad Tecnológica Virtual con amplia articulación nacional e internacional.

 

REFERENCIAS

FLEURY, A., FLEURY, M.T.L. Aprendizaje e innovación organizacional. Las experiencias de Japón, Corea y Brasil. São Paulo, Editora Atlas, 1995.

HABERT, A. La educación abierta, continuada a distancia y las tecnologías de información, en Revista Brasileña de Educación a Distancia, Año II, nş 11, IPAE, RJ, 1995.

LÉVY, P. L’ intelligence collective. Pour une anthropologie du cyberspace. Paris, Éditions La Découverte, 1994.

REICH, R.B. El trabajo de las Naciones. São Paulo, Educator, 1994.

WALDMAN, H. Formación de Personal de Nivel Superior para las Telecomunicaciones Brasileñas, Trabajo presentado en el Seminario Nacional sobre Recursos Humanos para Telecomunicaciones : Desafíos y Perspectivas, Brasilia, DF., 09-10 de diciembre de 1997, mimeo.

 

AGRADECIMIENTOS

El autor agradece a la Fundación Carlos Alberto Vanzolini, ligada a la Escuela Politécnica de la USP y a los integrantes de su Programa de Educación Continuada a Distancia por el apoyo y colaboración en el desarrollo de este estudio.

 

CONTINUING DISTANCE EDUCATION IN PROFESSIONAL DEVELOPMENT OF ENGINEERS

Abstract

This work deals with how open, continued and distance education may help to broaden opportunities of professional development of engineers. In the context of the present changes in the world of work and education, it tries to contribute to the restructuration of engineering teaching, in order to achieve a permanent qualification of engineers and the modernization of the productive system.

The symbolical analyst category acted as theoretical reference to enlight the main transformations in course in the engineers work in the flexible production process.

An "action-research" was conducted in the scope of the program called 2001 Engineer, which aims to reflect about the changes in the engineering teaching. The process envolved the implementation of 92 "tele-rooms" in the engineering schools, covering all the areas of the country that took part in a cycle of 13 seminars with interactivity, broadcasting, alive by satellite and by cable TV to engineers, teachers and students all over the country.

This way, a community of learning was built, based in the distance education modality, for the implantation of an integrated system of updating and professional requalification.

The obtained results, indicate that the strategy of the distance, open and continued distance education can lead to assure the professional development in large scale with quality.

Key words: continuing distance education, professional requalification, 2001 Engineer; engineering teaching, virtuality, community of learning.